Trump fue recibido por el “amigo” Peña Nieto, pero no se deshizo de las protestas

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, fue recibido el miércoles con honores de jefe de estado en la Ciudad de México por el presidente Enrique Peña Nieto. Justo en el palacio presidencial de Los Pinos, Trump podría usar su nuevo hombre de Estado, de hecho, habló de los desafíos conjuntos entre los dos países y alabó a los mexicanos que viven en los EE.UU.. Sin embargo, no se discute que paga, después de todo, el muro fronterizo prometida por el magnate.

Peña Nieto explicó que la invitación que el Trump sirve para “superar malentendidos” y hablar de “futuro común” entre los dos países. Al final, el presidente de México dijo que la conversación fue “abierto y constructivo” y llamó “amigo” Donald Trump.

trump peñanieto

Nunca sería una visita fácil de Donald Trump, después gran parte de su campaña ha girado en torno a los insultos al país vecino de los Estados Unidos. Y en México, no fue olvidado. En las redes sociales circulado los diversos mensajes que van desde el disfrute, disgusto e incluso el odio contra el candidato a la Casa Blanca.

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal fue más allá y dijo Trump persona no grata en una votación que contó con el apoyo de todos los grupos parlamentarios, excepto el Partido Revolucionario Institucional de Peña Nieto. “No podemos permitir que alguien como Donald Trump insulto permanente al pueblo de México, que viola nuestra soberanía nacional”, dijo el representante estatal Mauricio Toledo.

Una de las reacciones más virulentas provenían de ex presidente de México, Vicente Fox, quien dijo que “Trump no es bienvenido en México.” “No permitimos que utilice nuestro país por sus propios intereses”, el ex jefe de Estado, que ya antes habían participado en una controversia con el candidato republicano. En Feveiro, Fox dijo que México nunca pagaría “la pared de mierda”, pero con el tiempo se disculpa e incluso invitó al candidato para visitar México. Este miércoles, la campaña republicana ha recordado esta invitación a Fox.

El anuncio de la visita a México del Trump tomó al mundo por sorpresa. Durante la carrera por la nominación como candidato republicano, el magnate caracterizó a los inmigrantes ilegales mexicanos como “violadores” y “asesinos”, incluso sugiriendo que el gobierno mexicano estaba enviando a sus ciudadanos más violentos de propósito a los Estados Unidos. La propia Peña Nieto llegó a comparar la retórica de Trump a Mussolini y Hitler durante una entrevista en marzo, el periódico Excelsior .

Mientras que Trump se reunió con Peña Nieto, Hillary Clinton aprovechó para recordar al electorado las posiciones de sus rivales en la inmigración. El equipo de campaña del candidato demócrata publicó, el de Clinton cuenta de Twitter un vídeo en español que reúne a algunos de los más controversiales declaraciones de Trump durante la campaña. “Hemos escuchado con claridad el Trump comentarios para demonizar a los inmigrantes de la primera vez, la segunda, tercera …”

Una de las medidas más polémicas del candidato republicano a la Casa Blanca es la construcción de un muro en la frontera con México y que sería el gobierno muy mexicano para financiar a través de aumentos de los impuestos sobre las remesas de los inmigrantes. Pero en las últimas semanas, un esfuerzo Trump era notorio para mostrar una postura más moderada en el tema de la inmigración .

El proyecto de expulsión de 11 millones de inmigrantes indocumentados se suavizó – Ahora, el candidato se propone forzar la salida de los que acaban de ingresar. En la noche del miércoles Trump es un discurso muy esperado en Phoenix que delineará sus propuestas para hacer frente a la inmigración y tratar de hacer una cuadratura del círculo: el discurso moderado para mantener vivo un amplio atractivo suficiente como para contender en una elección presidencial, aunque no descarta algunos de los sectores más radicales, que eran la base de su victoria en las primarias republicanas.

La visita a la Ciudad de México se inserta en la estrategia de la moderación que ha sido privilegiada por su campaña. La invitación vino del presidente de México, – cuya oficina asegurado el envío de la invitación también a Hillary Clinton, aunque no ha habido confirmación.

Pero ambos tenían algo que ganar con la reunión, escribe el columnista Guardián Daniel Peña. “Trump tiene la intención de volver a tener la mano en el tema principal de su campaña, la inmigración, antes de que el gran discurso en Arizona. Peña Nieto, por su parte, quiere revertir su caída en las encuestas – es actualmente el 23% de la popularidad de acuerdo a una encuesta reciente -. La opinión que se enfrenta a Trump “Jorge Ramos, uno de los periodistas de televisión más populares en el país, resumió la cumpliendo: “se trata de un encuentro entre dos de las personas más impopulares de México.”